2011 – 02. El lecho de los amantes II

2011 – 02. El lecho de los amantes II

Carlos Marqueríe
El lecho de los amantes II
27 ENE -19 FEB 11

El Fotógrafo lo sabe perfectamente, y él mismo tiene miedo (aunque sólo sea por razones comerciales) de esta muerte en la cual su gesto va a embalsamarme.” / Roland Barthes «La cámara lúcida»

La impronta indica siempre un vacío, una presencia evaporada del cuerpo. Esta huella, más o menos perdurable, pero siempre estática, se confronta al cuerpo perecedero y fugaz que le dio lugar, ambos vinculados aunque dislocados ya inevitablemente el uno del otro, sin poder volver a unirse en lo que fue el preciso momento en que cuerpo y huella se encontraban perfectamente acoplados.

Sin embargo, Carlos Marquerie nos habla de amor y vida, familia y entorno; espacio privado conyugal rodeado de olivos y encinas. Pero lo que nos deja vislumbrar de esta crónica personal en torno a la pareja amante son rastros y sombras, vestigios en donde prevalece el vacío de la impronta. El artista, efectivamente, nos ofrece testigos de la presencia de los cuerpos que se aman; nos niega su presencia pero al mismo tiempo nos da cuenta de un fluir vital, fugaz e incontenible, del que sin duda lo único que quedan son rastros.

Esta exposición se presenta dentro del marco del XI Festival de Escena Contemporánea que reúne múltiples y simultáneos eventos y muestras en distintos espacios en Madrid del 27 de enero al 20 de febrero.

Queralt Lencinas

El lecho de los amantes II, forma parte del ciclo El cuerpo de los amantes, es la huella de los amantes, la huella física y esa otra depositada a lo largo de los años, en forma de textos, dibujos y objetos. Un lecho de pigmento en la que los dos amantes depositan su huella, y dos vitrinas en las que he recopilado los rastros de amor (de mi amor) esparcidos por mis obras. El primer rastro data de 1992, el último de este 2010. Los textos pertenecen a Lucrecia y el escarabajo disiente (1998) Que me abreve de besos tu boca (2005), El temblor de la carne (2007) y Entre las brumas del cuerpo (2008) Los dibujos han sido realizados entre 2002 y 2010. Los murciélagos aparecieron en El temblor de la Carne y las dos pieles de culebra las encontré en los alrededores de mi casa a principios del verano de 2009. El libro de hierro y sus páginas oxidadas aparecieron en El hundimiento del Titanic (1992), y fueron tratadas con cera virgen de abeja en este 2010. La cama y las dos vitrinas fueron realizadas por Carlos Lorenzo. Esta obra es el resultado de una historia de amor, sin la amante, Elena, no hubiera tenido ni sentido, ni si quiera hubiera existido.
Carlos Marquerie

Obras / Works

Artista / Artist

Fotos / Photos

Detalles